Un recorrido en torno al sendero de diversificación de las regiones argentinas

Daniela Calá y Andrea Belmartino*

La diversidad productiva es un elemento clave en el diseño de las estrategias de desarrollo de los países. Las investigaciones recientes a nivel internacional indican que, en los países no desarrollados, la variedad de bienes producidos y exportados está relacionada directamente con el PBI per cápita. Además, los estudios muestran que una estructura productiva más diversa es menos vulnerable a shocks externos (como variaciones en los precios o disminución de la demanda), brinda incentivos para el ingreso de nuevas empresas y permite desarrollar nuevas capacidades tecnológicas[i].

Por estos motivos, la diversidad productiva ocupa hoy en día un rol central en el diseño de políticas industriales de desarrollo local. En particular, la Agenda 2030 de CEPAL plantea la necesidad de transitar hacia sectores más intensivos en conocimiento que faciliten la diversificación productiva para así generar nuevas oportunidades de integración e inclusión social. En Argentina, el Plan Estratégico Industrial 2020 explicita la importancia de generar acciones que promuevan una trama productiva más diversa para lograr un crecimiento sustentable y con equidad.

Ahora bien, ¿cómo podemos medir la diversidad productiva y su evolución? ¿Qué sucede a nivel nacional y en cada una de las provincias? ¿Es posible identificar algunas características regionales que se asocien con una mayor o menor diversidad?

En principio, la diversidad productiva se refiere a la distribución de la actividad económica en muchos sectores o ramas de actividad (es el caso de una estructura diversificada) o en pocos (estructura concentrada o especializada). En este contexto, la actividad económica puede medirse en términos de valor agregado, valor bruto de producción o empleo. En Argentina, la escasez de datos disponibles a nivel regional no permite contar con datos fiables y continuos de valor agregado o valor de producción, por lo cual sólo podemos dar cuenta de la diversidad productiva a partir de los datos del total del empleo asalariado registrado en el sector privado, que proporciona el Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Producción y Trabajo[ii].

A nivel nacional, considerando a todos los sectores productivos (sector primario, industria manufacturera, comercio y servicios), advertimos que la estructura productiva transita un sendero de creciente especialización, es decir, el empleo se concentra cada vez más en pocos sectores[iii] (Figura 1). Esta disminución de la diversidad se explica por la creciente concentración del empleo en los sectores de representaban gran parte del mismo (comercio al por menor y al por mayor y algunos servicios, como los empresariales -jurídicos, contables, informática y call centers– o la hotelería y el transporte), así como por la dificultad del resto de las actividades productivas y de servicios en ganar participación en el total de ocupación. Además, vemos que en los períodos de crisis económica (2001 y 2009) la diversidad disminuye aún más.

Figura 1: Evolución de la diversidad en Argentina

imagen1_diversific

Fuente: elaboración propia en base a datos de BADE

A nivel regional, las provincias más diversas son las más desarrolladas (Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe) junto con algunas que cuentan con regímenes de promoción industrial (San Luis, Catamarca, La Rioja). Las jurisdicciones menos diversas, por otro lado, son las menos desarrolladas (Chaco, Santiago del Estero, Formosa), junto con aquellas de base agroalimentaria que tienen gran parte de su empleo concentrado en producciones primarias específicas (frutas, cría de ganado, productos de granja) y la elaboración de alimentos asociada (vinos, frigoríficos, otros alimentos) (Tabla 1).

Tabla 1: Índice de diversidad provincial para los años 1996, 2006 y 2014 (2 dígitos)

tabla1_diversififacion

Fuente: elaboración propia en base a datos de BADE

Ahora bien, no todas las provincias presentan la misma evolución (Figura 2). Se distingue un primer grupo con tendencia decreciente (igual a la nacional) conformado por Buenos Aires, San Luis, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Córdoba, Catamarca, Chubut, La Rioja, Neuquén, Tierra del Fuego, Santiago del Estero y Formosa. Un segundo grupo está integrado por Santa Fe, San Juan, Misiones, Mendoza, Santa Cruz, La Pampa, Tucumán, Salta, Jujuy Río Negro. En estas provincias la diversidad es pro-cíclica, es decir, se contrae en épocas de crisis y aumenta en los períodos de crecimiento. Finalmente, Chaco, Entre Ríos y Corrientes presentan una trayectoria atípica. En este grupo las actividades comerciales ganan participación en desmedro de actividades tradicionales de la zona, como la Agricultura o la Elaboración de alimentos.

Figura 2: Evolución de la diversidad por provincias agrupadas según su tendencia

imagen2_diversific

Fuente: elaboración propia en base a BADE

La diversidad de la industria manufacturera, por otra parte, es claramente procíclica (Figura 3)[iv]. En otras palabras, el crecimiento económico en Argentina genera las condiciones para aumentar la diversidad industrial, promoviendo el crecimiento del empleo en ramas industriales menos tradicionales y evitando la salida de empresas en estas ramas. Esto resalta la necesidad de contar con una senda de crecimiento estable para lograr un cambio estructural basado en la diversidad productiva. Al mismo tiempo, abre una serie de interrogantes acerca del impacto de las políticas macroeconómicas (cambiarias, de protección comercial, fiscales, etc.) sobre la diversidad productiva, tanto a nivel nacional como regional.

Figura 3: Evolución de la diversidad industrial y del Producto Bruto Interno en Argentina (1996-2012)

imagen3_diversific

Fuente: elaboración propia en base INDEC a (PBIpm Millones de pesos de 1993) y BADE.

A nivel regional, tal como sucede con la diversidad total, la diversidad de la industria también es elevada en las jurisdicciones centrales del país, junto a San Luis y Neuquén. En contraste, algunas provincias con perfil agroindustrial son las menos diversas, ya que la industria alimenticia ocupa a alrededor del 60% del empleo industrial. Un porcentaje similar del empleo concentra la industria de radio y televisión en Tierra del Fuego.

Esta elevada diversidad de las provincias centrales es un rasgo estructural y relativamente estable en los últimos años. Por otra parte, en las provincias con promoción industrial la diversidad disminuye y esto podría asociarse a la incapacidad actual de los regímenes de promover cambios en la estructura productiva que impliquen el crecimiento de ramas poco tradicionales en cada región. En otros casos (Tierra del Fuego) la mayor especialización se relaciona con los fuertes incentivos recibidos recientemente para el desarrollo de ciertas industrias, como la de aparatos de radio y televisión, textil, cuero o calzado.

Por último, cabe preguntarse qué características regionales se asocian (o potencialmente podrían promover) una mayor diversidad. Los resultados de los modelos econométricos de datos de panel muestran que la diversidad industrial de las provincias se asocia positivamente con el grado de desarrollo (medido en términos del PBI per cápita), el tamaño de la región y una mayor urbanización[v]. Esto implica una restricción al momento de fomentar la diversificación productiva a través de políticas específicas, dado que estas características estructurales son difíciles de modificar en el corto plazo. Encontramos también una relación positiva y significativa entre la participación de cada provincia en las exportaciones nacionales y su grado de diversidad, entendiéndose que las provincias con mayor inserción en el mercado externo poseen más capacidades y recursos, que potencian las posibilidades de ampliar el abanico productivo de la industria local.

La diversidad depende también de variables relacionadas con la demografía empresarial. Nuestros resultados permiten inferir que las salidas de empresas se producen mayormente en las ramas menos tradicionales de cada región, ya sea por contar con menos economías externas (mercado de trabajo especializado, proveedores, etc.), escasas capacidades productivas o institucionales para mantener a esas empresas en el mercado o una infraestructura poco adecuada para su desarrollo. Por otro lado, los modelos sugieren que el ingreso de empresas se produce por igual en ramas tradicionales y no tradicionales, y no afecta la diversidad. Esto implica que las políticas de retención de empresas en sectores menos tradicionales pueden ser más efectivas para aumentar la diversidad que aquellas orientadas al ingreso de nuevos emprendimientos en dichos sectores.

 * Universidad Nacional de Mar del Plata.

[i]  Duranton y Puga (2000) y Frenken et al., (2007) presentan evidencia para países europeos

[ii] Los trabajos que utilizan esta misma fuente de datos para medir la diversidad son Mazorra y Beccaria (2007) para las áreas económicas locales (AEL) de la región pampeana, Rotondo et. al  (en prensa) para todas las AEL del país y Belmartino (2016) para las provincias.

[iii] Cuantificamos la diversidad productiva mediante la inversa del índice de Hirchman-Herfindahl, utilizando la clasificación sectorial CIIU con una desagregación de 2 dígitos. Se puede obtener mayor detalle acerca de la metodología empleada y los resultados en Belmartino y Calá (2017; en prensa).

[iv] La asociación entre el indicador de diversidad (total e industrial) y el Producto Bruto Interno (PBIpm) es estadísticamente significativa en ambos casos: PBIpm / Índice de diversidad industrial: 0,75; PBIpm/ Índice de diversidad total: -0.69*.

[v] Belmartino (2016) http://www.depeco.econo.unlp.edu.ar/wp/wp-content/uploads/2017/08/142-tesis-Belmartino.pdf

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s