Otra perspectiva del desarrollo económico argentino

Mag. Mario Sotuyo

Argentina es un país de ingreso medio que se viene alejando de los estándares internacionales, sobre todo desde 1970. No obstante, esta caracterización esconde las marcadas asimetrías socio-económicas hacia dentro del territorio nacional.

En un continuo de 190 países con datos disponibles de PBI per cápita en 2016, los extremos de la serie fueron Luxemburgo (USD 103.199) y Sudán del Sur (USD233), mientras que el PBI pc promedio fue de USD 13.000 por habitante. Cerca de la media, se ubicó Argentina cuyo PBI pc alcanzó USD 12.500 en 2016. Además, si miramos la evolución del PBI pc desde principios de siglo XX hasta la actualidad, se observa que Argentina no ha logrado achicar la brecha respecto de otros países de mayor ingreso relativo. Durante los últimos 117 años, la tasa de crecimiento per cápita promedio anual de nuestro país (1.1%) fue menor a la de EEUU (1.8%), Australia (1.5%), Canadá (1.9%) y Corea (3%). Peor aún, en el período 1970-2017, el crecimiento por habitante argentino descendió a 0.7%.

Gráfico 1: Argentina, un país de ingreso medio que no converge.

sotuyo1

Ahora bien, el nivel de ingreso por habitante de Argentina es una combinación lineal del ingreso de las 24 jurisdicciones que conforman el territorio nacional. Por ende, la dinámica de las economías provinciales y las profundas desigualdades entre las jurisdicciones atentan contra el ingreso promedio del país. Pero, sobre todo, agregan una dimensión geográfica-territorial a la problemática del desarrollo productivo.

Estas asimetrías territoriales se manifiestan en múltiples dimensiones como la concentración demográfica y económica o los diferentes niveles de vida entre jurisdicciones. Asi, CABA, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza concentran la población y la riqueza del país. Esta concentración genera externalidades positivas pero también tiene costos elevados como la inequidad, el déficit habitacional, la pobreza y la contaminación ambiental.[1] En contraste, las provincias del norte grande muestran mayores indicadores de vulnerabilidad, menos peso relativo del sector privado y peor calidad institucional. Las patagónicas tienen muy baja densidad de población y estructuras productivas poco diversificadas, dependientes de la explotación primaria de recursos naturales (en general hidrocarburíferos), y del sector público como demandante de empleo.

Gráfico 2: Argentina, un país de ingreso medio con asimetrías regionales.

sotuyo2

En este contexto, la jurisdicción más rica de Argentina, CABA, muestra un ingreso por habitante de USD 40.300 en 2016; ocho veces mayor al ingreso por habitante de la provincia más pobre, Formosa, con USD 5.300 pc. Es decir, mientras que el ingreso por habitante de CABA se asemeja al PBI per cápita del Reino Unido (USD 40.100) o Japón (USD 38.900), el formoseño se parece al de Sudáfrica (USD 5.261) o al de Jamaica (USD 4.900).

Gráfico 3: Asimetrías en los niveles de ingreso.

sotuyo3

A su vez, si se analiza la evolución de las disparidades inter-regionales entre 1970 y la actualidad, se observa que no ha habido un proceso de convergencia claro. Es decir, las asimetrías de ingreso por habitante se han mantenido e incluso incrementado en algunos períodos. Las provincias de menor ingreso relativo no han crecido a una tasa promedio anual mayor a las jurisdicciones de ingreso per cápita más elevado en el período bajo estudio (el coeficiente de convergencia absoluta beta[2], del panel izquierdo del gráfico siguiente, no es estadísticamente significativo). Tampoco se observa una reducción significativa y constante del desvío estándar, ni un aumento del cociente entre el valor mínimo y máximo de la serie (panel derecho del gráfico siguiente).

Gráfico 4: Evolución de las asimetrías territoriales de ingreso.

sotuyo4

Por lo tanto, además de ser un país de ingreso medio que no converge a los de mayor riqueza relativa, presenta una geografía económica muy desigual que no ha logrado emparejarse a lo largo del último medio siglo. Estas desigualdades generan desequilibrios sociales y demográficos que se traducen en conflictos políticos y económicos. La falta de convergencia inter-regional, nos priva del aumento del producto por habitante (y de la productividad) promedio nacional; y también de un proceso de inclusión social que garantice las mismas condiciones de vida en todo el territorio nacional.

Entonces, la convergencia hacia adentro de nuestro país podría ser uno de los ejes de la política de desarrollo. Esta perspectiva no implica un emparejamiento “hacia abajo” sino una estrategia federal que busque maximizar el agregado y a la vez, otra particular para cada territorio, distinguiendo su especificidad socio-económica, sus potencialidades y debilidades; sea urbano, rural o de cualquier región del país.

Las políticas deben consensuarse a nivel nacional, entre los tres niveles de gobierno y hacia adentro de las provincias, entre los actores locales (gobiernos, empresas, científicos y ciudadanía).

Si este fuese el camino elegido, además de priorizar la estabilidad macroeconómica, la inflación y la pobreza, las políticas públicas harían foco -por ejemplo- en el desarrollo de la logística y el transporte, la creación de empresas y empleo privado en todo el país, la diversificación o especialización de cada territorio, la generación de estadísticas socio-económicas provinciales y municipales, la infraestructura para el desarrollo productivo, la coordinación de los sistemas impositivos y el funcionamiento del federalismo fiscal.

[1] Ver por ejemplo a Andrés Rodríguez-Pose (February 2018), “The revenge of the places that don’t matter.” https://voxeu.org/article/revenge-places-dont-matter

[2] Robert J. Barro, X. Sala-i-Martin (1991). “Convergence across states and regions” CENTER DISCUSSION PAPER NO. 629

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s